Askora: Entendemos la formación desde una visión integral de la persona

Askora es una empresa de servicios ubicada en Donostia-San Sebastián en la que trabajan cerca de 350 personas, la mayoría mujeres, y atiende a diario a más de 7.000 personas. Entre sus señas de identidad, destaca su firme apuesta por la formación, una filosofía que la llevó hace ya años a acercarse a CEBANC. Hoy, ambas empresas somos estrechas colaboradoras. 

Para explicarnos cuál es la realidad actual y proyectos de futuro de Askora, así como la forma en que se materializa esta relación de empresa a empresa, hemos entrevistado a su gerente Jon A. Ramos. En la primera parte de la entrevista también participó Iratxe Casado. Esto es lo que nos contaron.  

Relación CEBANC-Askora, ¿cuándo comienza?

Nuestra relación data del principio de nuestra singladura, allá por 2005. Ya por entonces, nosotros apostábamos por la formación y nos encajaba su forma de trabajar. A lo largo de estos años, además, CEBANC ha ido evolucionando y actualizando su oferta de formación. 

¿De qué forma se gestiona esta relación?

Hay mucha confianza mutua y nos reunimos cuando surge una necesidad. Participan con nosotros cuando tenemos que definir una estrategia de formación, que suele ser cada tres años, aproximadamente. De todos modos, la comunicación es muy fluida y bidireccional. Nos reunimos 3-4 veces al año, como mínimo, y compartimos ideas.

Además de gestionar nuestro plan de formación, CEBANC nos provee de programas concretos. Por otro lado, CEBANC también es cliente de Askora. Compartimos la filosofía de empresas colaboradoras, más allá de una relación puramente mercantil. 

Habéis comentado que en Askora le dais mucha importancia a la formación, ¿nos podríais concretar más?

Le damos mucha importancia, desde el primer año. Todo el personal realiza dos acciones formativas al año. Aunque suena arrogante, nos han dicho que somos una empresa adelantada a los tiempos. Hay que entender que somos una empresa de servicios que atiende todos los días a más de 7.000 personas de todas las edades. Este es nuestro reto diario. Aquí no hay tecnología NASA, ni proyectos de ingeniería; aquí hay personas que cada día se levantan y acuden al trabajo con ilusión y su mejor sonrisa. Tú les tienes que facilitar la formación. En una primera etapa, la formación estaba centrada en aspectos legales, como pueden ser los cursos de carnet de manipulador y este tipo de temas. Hoy es mucho más completa, e incluye inteligencia emocional, resolución de conflictos, design thinking, etc.  No entendemos la organización sin la formación continua.

Explicadme en qué consiste el proyecto Askora Nice.

Es un proyecto estratégico orientado al crecimiento profesional y personal, en el que se trabajan temas como el empoderamiento de las personas, la empresa saludable, etc. Abordamos la formación desde una visión integral de la persona, que atienda a las necesidades profesionales, pero también sociales y personales. Y con una formación personalizada. El futuro va por ahí. 

¿Y cómo os ayuda CEBANC en este tipo de iniciativas?

El hecho de contar con empresas aliadas como CEBANC, que cuentan con una amplia carta  de programas de formación, es una ventaja ya que te ahorra costes al  no tener la necesidad de preocuparte por buscarlos. 

Además, CEBANC está en permanente contacto con el tejido empresarial guipuzcoano para adecuar en todo momento las oferta a las necesidades reales. 

¿Te refieres a una especie de formación a la carta?

Sí, en CEBANC son capaces de hacerlo a medida. Aunque sea un tema genérico, lo adaptan a tus necesidades concretas. Sin olvidar que en las encuestas de satisfacción CEBANC obtiene calificaciones altas. Los que reciben la formación la ven como algo útil para su propio puesto de trabajo. Es una formación con impacto en las personas.  A veces cuesta acudir a la formación, porque hay que adaptar los horarios pero, cuando es buena, enseguida se nota. También hay que señalar sus buenas instalaciones, aunque en ocasiones, si no es una disciplina relacionada con la cocina, acuden a nuestra casa a formarnos, en el formato formación in-company.

Explícanos qué servicios ofrecéis y cuáles son vuestras líneas de negocio. 

Tenemos dos líneas de negocio: una sobre envejecimiento saludable, ‘Askora Nagusi’, con un equipo especializado y altamente cualificado en la gestión de los servicios para la Tercera Edad. Gestionamos pequeñas residencias y enfermerías de comunidades religiosas, en los cuatro territorios históricos vascos, La Rioja e Iparralde. 

La otra gran división es la alimentación y, más en concreto, la restauración a colectividades. Cada día atendemos a 7.000 personas, desde bebés hasta personas en la última etapa de su vida.

También hay que señalar que hace ya tiempo empezamos a trabajar con el producto local y ecológico

Seguro que no os faltarán ideas y proyectos de futuro.  

Sí. Estamos dando pasos para cuestionar los servicios de alimentación que ofrecemos. Queremos conocer de primera mano cuales son sus necesidades y saber cómo quieren ser atendidos; esto es, bajar a la realidad de nuestros ‘jantokis’ y poner a todos los comensales en el centro de nuestras decisiones. Estamos hablando con todos los agentes que participan en este tipo de servicios, para co-crear y soñar con ellos. Este proyecto, ya en marcha, se llama Mahi-Mahi by Askora

Esta iniciativa, además, ha sido finalista en un certamen organizado por SDN (Service Design Network) en Alemania, en el que han tomado parte unos 120 proyectos innovadores en el ámbito de los productos y el servicio de todo el mundo. El primer premio ha ido a parar a Canadá y el nuestro quedó en cuarto lugar. 

Enhorabuena. Creo que no es el primer reconocimiento que recibís. 

Sí, es verdad. También tenemos un reconocimiento de la UPV como empresa que destaca en el cuidado de aspectos relacionados con la igualdad y conciliación; el Premio Capital Humano 2013; el Etorkizuna Eraikiz de la Diputación de Gipuzkoa y el Bikain de plata. Además, formamos parte del Cluster de Alimentación y de Innobasque.