Hisäma Dietistas. “Está claro que si quieres montar tu propio negocio tienes que pelear”

Hisäma Dietistas son Amaia Salas (Graduada en Ciencia y Tecnología de los alimentos y Técnica Dietista) e Israel Jiménez (Técnico Dietista). Se conocieron en Cebanc estudiando Dietética y ahí comenzó su camino juntos hasta conseguir montar lo que hoy en día es ‘Hisäma Dietistas’

  • ¿Cuál es la actividad de vuestra empresa Hisäma Dietistas?, ¿en qué se diferencia de otras propuestas que puede haber en el mercado?
  • La actividad principal de Hisäma Dietistas es el desempeño de un asesoramiento nutricional muy personalizado. Nos diferenciamos en que tratamos de ponérselo lo más fácil posible a las personas que acuden a nosotros, con el fin de desmitificar el concepto dieta e inculcar unos hábitos de alimentación adecuados para cada una de las personas que nos visita. En resumen, utilizamos la base de la nutrición y la dietética sin inventar alimentos, dietas milagrosas o hábitos de consumo extraños. Además, nuestra idea es, en breve, poder empezar a ofrecer entrenamientos personalizados.

 

  • ¿Cómo ayudó la formación recibida en Cebanc a la hora de animaros a crear vuestra propia empresa?
  • En el caso de nuestro FP de Dietética no se imparte la asignatura “empresa” por lo que la formación únicamente fue la recibida en una de las asignaturas más dirigidas a la administración y gestión de una empresa. De todas maneras, en nuestro caso lo que nos animó fue el hecho de poder ser nosotros mismos quienes gestionemos al 100% nuestra idea y nuestro proyecto, para evitar así desvirtuar la idea de negocio que teníamos.

 

  • Por el momento compagináis esta actividad con trabajos por cuenta ajena, ¿pensáis poder dedicaros al 100% a Hisäma en breve?
  • Sí, claramente. Nuestro objetivo es poder en breve dedicarnos al 100% a Hisäma, ya que no dedicándonos al 100%, sino parcialmente, el proceso de maduración y crecimiento de nuestra idea de negocio es muy lento.

 

  • ¿Es fácil montar una empresa?, ¿cuáles son las principales dificultades que os habéis encontrado por el camino?
  • No, montar una empresa no es nada fácil. Hay muchos momentos de frustración simplemente por desconocimiento en ciertos temas. Incluso, una vez comenzado el camino, nos seguimos encontrando con cosas desconocidas que afrontaremos a medida que vamos avanzando. No es fácil pero es un camino bonito. En nuestro caso, cuando uno cae el otro está para levantarle. La mayor dificultad que encontramos fue la de realizar el plan de negocio, plan de viabilidad, etc. Tuvimos muchos momentos de frustración pero, poco a poco, fuimos saliendo hacia adelante con ayuda de personas externas a Hisäma que nos ayudaron en todo lo que pudieron. Gracias a ellos estamos a día de hoy aquí.

 

  • ¿Qué echáis en falta a la hora de emprender este camino?, ¿el emprendedor está realmente arropado por la Administración?
  • Antes de emprender todo lo que crees ver son muchas ayudas para conseguir montar tu negocio pero, realmente, si eres capaz de tomar la decisión de emprender eres capaz de sacarte tus propias castañas del fuego y ver que poca gente estará dispuesta a echarte una mano. Está claro que si quieres tu propio negocio tienes que pelear. En nuestro caso, tenemos que dar las gracias a Cebanc, Urratsbat y, en especial, a Juanjo Barcia que ha sido la persona que nos ha estado apoyando en todo momento.