Tras ganar el Premio Sakata, Baladi Goiburu acudirá a la final del concurso Mediterraneamos

Baladi recibe el premio de manos de Martín Berasategui.

EL CONCURSANTE

Baladi Goiburu Leis, 26 años, Legazpi. En su bio de Twitter pone: Disfrutón, cocinero y triatleta. Por ese orden.

En la de Instagram: Estudiante de 2º de Dirección de Cocina en Cebanc. The Elephant by Simon Hulstone. Canalla Bistro de Ricard Camarena. 

Además de haber trabajado en los dos restaurantes mencionados, también estuvo de profesor de cocina en Master Chef junior.   

EL CONCURSO Y EL PREMIO   

Era la primera vez que se disputaban los Premios Sakata, convocados por la empresa de alimentación Sakata Seed Ibérica. Una de las modalidades era el Premio Semilla para jóvenes talentos de España y Portugal, en la que participó Baladi Goiburu. 

La semifinal se disputó entre nueve jóvenes cocineros en Almería y los tres mejores –además de Baladi, Nerea Berenguer, de Alicante, y Juan Miguel Molina, de Almería–  llegaron a la final. Ésta se disputó los días 23 y 24 de  octubre en Ifema Food Atraction, Madrid, donde Baladi obtuvo el primer premio. El galardón consiste en una estancia de tres meses de prácticas en el restaurante Martín Berasategui de Lasarte. “En febrero me toca empezar las prácticas con las que terminaré el grado en Dirección en Cocina y, si es posible, las haré entonces en el Martín Berasategui de Lasarte. Si no, más adelante”, explica.

El concurso consistió en preparar una tapa de bimi, un vegetal que es un cruce entre brócoli y col, pero mucho más suave y dulce que el brócoli. Dejemos que sea Baladi quien nos explique en que consistió su tapa: “lo preparé a dos cocciones, el tallo asado con colatura de anchoa, y la flor escaldada, con pan de hierbas (albahaca, filantro y coco) agua de calabaza, mandarina, lima de cafir, huevas de salmón y pipas de calabaza”. 

Los responsables del Premio Sakata describieron de esta manera la propuesta de Baladi. Se trata de “una tapa muy elaborada, minuciosa, creativa y atractiva. Su sabor, la técnica y su personalidad se ha ganado la determinación del jurado.”

EL PRÓXIMO CONCURSO

Mañana martes 30 de octubre, además, participará como finalista en la tercera edición del concurso de recetas Mediterraneamos, convocada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Baladi participará en la modalidad plato principal, con su receta “Mediterráneo”. La final tendrá lugar en la Escuela de Hostelería y Turismo “Simone Ortega” de Móstoles.

PLANES DE FUTURO

“Claro que me gustaría montar mi negocio, pero aún tengo 26 años. Todavía tengo que pasar por varias casas y aprender de los mejores, antes de dar ese paso adelante”. 

CEBANC

Al recoger el premio hizo un expreso reconocimiento de la Escuela de Hostelería de Gipuzkoa como “cuna de grandes cocineros” .

 “De Cebanc sales con una base muy amplia. No solo en el plan académico y técnico, también en el lado humano. Te enseñan a ser ambicioso, a tener confianza en ti mismo, y destacaría la cercanía de los profesores. En el caso del premio, por ejemplo, todos los profesores y parte del personal han estado pendientes de cómo iba el concurso. Me he sentido muy arropado. En una escuela más grande no creo que hubieran estado tan pendientes de uno”. Así explica su impresión sobre la Escuela donde se ha hecho cocinero.